• Meijide.

    From Equis@TEMP to ** ALL ** on Mon Sep 29 02:16:00 1997
    Holas....

    K va otro..

    ---
    TEXTO EN HOMENAJE A C.E.FEILING


    Charlie, as¡ en la tierra y nada m s
    Eduardo Grner

    Al principio, cuando Juan Forn me pidi¢ que escribiera sobre
    Charlie, dije que no. Ten¡a -cre¡ tener- dos razones. Primera:
    pens‚ que no iba a poder evitar algo que no quer¡a, hablar de m¡
    mismo. Segunda: pens‚ que no iba a poder escribir algo as¡, ad hoc,
    digamos, por encargo. Pero el flaco Gusm n y Beatriz Castillo, a
    prop¢sito, y Luis Chitarroni, sin querer, me convencieron. As¡ que
    aqu¡ estoy, inevitablemente hablando sobre m¡ mismo -puesto que
    empiezo por decir que no quiero hablar de m¡ mismo-.

    Creo que lo que me decidi¢ fue lo de Chita. Durante el velorio
    me dijo: era el £ltimo ateo. Despu‚s, en medio de una noche de
    duermevela turbulenta, me sorprend¡ pensando: esto es lo que tengo
    que escribir; todo aqu‚l que lo haya conocido lo sabe, pero ¨qui‚n
    lo va a decir? (es un prejuicio pedante, por supuesto -cualquiera
    lo podr¡a decir-: pero los prejuicios, aun los pedantes, hacen
    buenos pretextos). Chitarroni ten¡a raz¢n: el ate¡smo y el anticlericalismo de Charlie eran de una convicci¢n, una consistencia, una madurez y una autenticidad que bastaba para avergonzarnos a los ateos de pacotilla; a los d‚biles que, como
    dec¡a Sartre, usan el ate¡smo como excusa para ocuparse de Dios.
    Para no enfrentar una verdad insoportable: el cielo est  vac¡o. A
    Charlie esta convicci¢n de ven¡a (perd¢n por la palabra) naturalmente. S¢lo conoc¡, en persona, otros dos hombres casi tan
    seguros: Ram¢n Alcalde y mi padre. Pero ellos -y es un s¡ntoma de
    su coraje, sin duda- tuvieron que llegar a esa conclusi¢n amarga,
    trabajosa y racionalmente. Charlie, que era un razonante como se
    han visto pocos, part¡a de all¡. Para ‚l esto no era un trabajo, es
    decir un sufrimiento. Al rev‚s: era una profunda alegr¡a, que le
    permit¡a gozar de este mundo hasta el fondo, beberse la vida hasta
    el £ltimo sorbo (trat ndose de Charlie, el chiste el obvio; pero no
    es solamente un chiste que ‚l hubiera festejado en la mesa de
    Gandhi: es una manera de decir que a ‚l no hay tierra ni cielo que
    se lo traguen: a eso no le iban a ganar). El coraje, en este caso,
    pasaba por otro lado: pasaba por entender que otros fueran
    diferentes, que se dejaran seducir por otros mundos, pero sin
    perdonarles la vida. Su ate¡smo consist¡a tambi‚n en no confundir
    la amistad con la condescendencia.

    Supongo, estoy seguro, que todo esto se nota en sus novelas,
    en su poes¡a, en sus ensayos. En esa man¡a -a veces tan insoportable como el vac¡o del cielo- por no dejar que la belleza
    et‚rea de una frase subordinara a su precisi¢n material, casi como
    si buscara en cada palabra la respiraci¢n contundente de una
    piedra. Dicho pascalianamente: la geometr¡a tanto como la fineza,
    pero no como "esp¡ritus" sino como cuerpos densos, inapelables. En
    eso -y no en las declaraciones de principios de los infatuados con
    el contenido de las Grandes Palabras- su estilo era una ‚tica (otra
    Gran Palabra, claro, que ‚l no usaba). Pero supongo, estoy seguro,
    que donde m s se notaba ese ate¡smo y ese secularismo insobornables
    era en su modo de pensar el mundo y actuar en consecuencia. En ese
    modo -escribo las primeras cosas, de entre tantas, que me vienen a
    la cabeza- de preparar (con Laura Klein) una campaña contra el antiabortismo con una l¢gica implacable y un compromiso apasionado,
    pero sin gestos espectaculares ni diatribas furibundas, mientras se
    tomaba un bloody mary y preparaba un curry. O en ese modo
    c lidamente distante (hombre "oximor¢nico" si los hab¡a, este
    Feiling) de burlarse de los que cre¡an en el progresismo del Papa
    Polaco. O en ese modo con que habr  respondido sarc sticamente (imagin bamos, esa noche, con Chitarroni) a los que le recomendaban tratarse con un home¢pata. O, m s nimiamente, en ese
    modo con el que me reprochaba mi desprecio por el positivismo y la
    filosof¡a anal¡tica, o con el que -aline ndose con Fogwill, debo
    decirlo- me cargaba por mi amor excesivo hacia el jazz: creo que
    tem¡a que esos desprecios y esos amores fueran una manifestaci¢n de
    cierto infiltramiento religioso, o por lo menos metaf¡sico. En todo
    caso, s‚ que se hubiera divertido como loco con un libro que le
    traje de Londres y que no alcanc‚ a darle: un libro de Christopher
    Hitchens (periodista norteamericano que ‚l admiraba con fervor) que
    es una recusaci¢n violenta y sard¢nica del mito de la Madre Teresa
    de Calcuta, a la que denuncia como hip¢crita trepadora de la
    santidad, falsaria agente de relaciones p£blicas del Vaticano y
    otras lindezas. Ignoro si alguien se atrever  a traducir y publicar
    ese libro en estos pagos igual de hip¢critas y falsarios. Pero
    ser¡a un gran homenaje a Charlie Feiling.

    As¡ que, porque Charlie era el £ltimo aut‚ntico ateo (es
    decir: porque celebraba pertenecer a otro siglo pero vivir en ‚ste) probablemente era, tambi‚n, el £ltimo aut‚ntico arist¢crata:
    tampoco esto era un trabajo, como lo es para aqu‚llos que nos
    esforzamos y fracasamos pat‚ticamente. As¡ que Charlie andar  por
    ah¡, como quien dice, fundido en la materia, y no en el cielo. Por
    eso ten¡a raz¢n Gaby Esquivada: se le dice "chau", y no
    "(a)di¢s".

    As¡ que espero que a nadie se le ocurra dibujarlo con alas de
    angelito o decir que nos mira desde all  arriba. Quiero decir:
    estar n en todo su derecho de hacerlo, pero tendr n que saber que
    no est n hablando de Charlie, sino de s¡ mismos. Como hacemos
    todos.

    ---

    Gente buena, adios. Hasta luego!..

    Sergio.

    ___ X.......BW/386 2.30
  • From Capy@TEMP to Equis on Mon Oct 27 03:33:00 1997
    Holas....

    K va otro..

    -!-
    TEXTO EN HOMENAJE A C.E.FEILING


    Charlie, as¡ en la tierra y nada m s
    Eduardo Grner


    -!-

    Gente buena, adios. Hasta luego!..

    Sergio.


    Che Ser.. perdon  la ignorancia.. pero quien es Charlie???

    CApy


    ... Este tagline esta especialmente hecho para Equis
    ___ Blue Wave/386 v2.30
  • From Equis@TEMP to Capy on Tue Oct 28 04:26:00 1997
    Capy dijo a Equis:

    TEXTO EN HOMENAJE A C.E.FEILING

    Charlie, as¡ en la tierra y nada m s
    Eduardo Grner
    Gente buena, adios. Hasta luego!..
    Che Ser.. perdon  la ignorancia.. pero quien es Charlie???

    jaja, cheeeeee! Qu‚ se yo qui‚n es! =)) Yo los leo y los reenvio,
    pero ni idea de qui‚n es Charlie ni nada... y esos mensajes los
    saco de Fido, del  rea Literatura, y los mando pa' ac .. (luego
    de leerlos, claro, pero igual no es que mande los que me gustaron,
    mando todos).

    ... Este tagline esta especialmente hecho para Equis

    Gracias computadora, gracias PC
    (a vos no Laura, no te sientas aludida =PPP

    sevemo' loka! =)

    ___ X.......BW/386 2.30
  • From Capy@TEMP to Equis on Thu Dec 18 23:43:00 1997
    Capy dijo a Equis:

    TEXTO EN HOMENAJE A C.E.FEILING

    Charlie, as¡ en la tierra y nada m s
    Eduardo Grner
    Gente buena, adios. Hasta luego!..
    Che Ser.. perdon  la ignorancia.. pero quien es Charlie???

    jaja, cheeeeee! Qu‚ se yo qui‚n es! =)) Yo los leo y los reenvio,
    pero ni idea de qui‚n es Charlie ni nada... y esos mensajes los
    saco de Fido, del  rea Literatura, y los mando pa' ac .. (luego
    de leerlos, claro, pero igual no es que mande los que me gustaron,
    mando todos).

    Si... ya me di cuenta que mand s todos... estoy un toco para teminar de
    leer todo lo que mand s =))... igualmente ahora algunos los captur‚ pa' leer despu‚s..

    ... Existen 2 maneras de ser feliz, hacerse el idiota o serlo. (S. Freud)
    ___ Blue Wave/386 v2.30